Porque nos merecemos estar felices con nuestra pareja, ahí van las 10 claves para tener una relación afectiva con amor, armonía y atracción.

 

1. Actividades en pareja

Busquen realizar actividades en las que se distraigan o se concentren en un estímulo externo o algo diferente. Las parejas se van desmotivando de sacar tiempo para compartir juntos. Disculpas como: no hay tiempo, plata o el cansancio, son excusas que salen al momento de tomar la decisión de realizar algún tipo de actividad. O si lo hacen ven en el otro una persona callada, aburrida o que se habla siempre de lo mismo; por eso mejor quedarse en casa. Así que ingresen a un curso en pareja: matricúlense en clases de baile, cocina o tenis, un plan que les permita pasar un rato diferente, aprender algo productivo y trabajar en equipo, en pareja. O hagan parte de comunidades donde asistan otras parejas a realizar diferente tipo de actividad como senderismo, ecoturismo, visita a museos, teatro, etc.

2. Redes de apoyo

Es muy importante que se mantenga un grupo de buenos amigos y que sean muy afines a lo que usted está viviendo con su pareja, es decir, si usted tiene hijos pequeños, busque amigos que también los tengan, o si son una pareja de recién casados busque cómplices iguales, o si ya llevan 40 años de matrimonio y sus hijos se fueron del hogar,  haga planes con parejas que estén en la misma situación. Realizar actividades con buenos amigos en una misma frecuencia no solo da la oportunidad de pasar ratos agradables, reír, salir de la rutina, sino también refuerza el vínculo en la pareja.

3. Tiempo para ti mismo

Para que una relación funcione mejor, es necesario sentirse bien consigo mismo, por eso es importante regalarse espacios personales en los que se retoman actividades que realmente le gusta hacer o esos proyectos de vida que se dejaron de lado. Trabaja en ti mismo, date tiempos saludables y productivos.

4. Buena comunicación

Es la única manera en que el otro pueda conocer lo que necesitamos. Debemos dar la oportunidad de que nuestra pareja sepa lo que sentimos, pensamos y queremos. Pero muchas veces lo callamos o solo emitimos señales no verbales esperando que el otro lo pueda traducir a la perfección o que tenga una bola de cristal mágica que se lo diga. Y si lo decimos lo hacemos me mala manera. Debemos entender que en una buena conversación debe existir la capacidad de ESCUCHAR y de EXPRESAR BIEN las cosas. Para escuchar bien, es necesario callar y prestar atención, no interrumpir, solo escuchar poniéndonos en la posición del otro y tratarlo de entender. Muchas veces solo basta eso. Sentirse escuchado y entendido reduce la tensión y relaja, así que escuchemos a nuestra pareja!

Para hablar debemos ser concretos y positivos, nada más aburrido que solo quejarse o hacerse la víctima. Di las cosas con amor explicando tu situación de forma clara y pidiendo o dando una solución posible. Busca siempre soluciones personales y proponlas a tu pareja.

5. Sexo

Hagan y disfruten sus relaciones sexuales, entre menos sexo tengan más se reducirá el deseo sexual, por eso mantener una activa vida sexual con amor, mantiene parejas unidas, mejora la salud y la energía física mental y emocional y alarga la vida.

6. Reconocer

Todos queremos que se reconozcan nuestros actos y eso motiva a que sigamos evolucionando, por eso debemos reforzar las palabras, detalles, acciones de nuestra pareja. Palabras mágicas como: “gracias”, “me encanta lo que haces”, “que bien estás”, “muy bien”, son nutritivas para la relación. Por el contrario, cuando no se reconocen las buenas acciones, pues se va perdiendo la motivación de seguir teniendo detalles que en el fondo sí nos gustan. Así que, por un momento piensa todo lo que tu pareja hace por ti, reconócelo y hácelo saber.

7. Aceptar al otro

Muchas veces queremos convertir a nuestra pareja en lo que nosotros queremos que sea, y esa es una posición destructiva para la otra persona como para la relación. Una persona cuando se siente criticada puede tomar una posición defensiva y tornarse agresiva o por el contrario se desconecta (una forma de huir), su autoestima va bajando para convertirse en algo que no es, solo por darnos gusto. Cuando una persona pierde la esencia se atasca su energía. Es como si le pidiéramos a la paloma que nadara. Por más que quiera, no lo puede hacer y se va a sentir frustrada e incluso se puede ahogar en el intento. Debes aprender a aceptar a tu pareja tal cual es, solo de esa manera ella podrá relucir y sacar su mayor potencial y todos serán felices. Recuerda que la mayor prueba de amor es aceptar.

8. Principios claros

Toda institución, organización, incluso toda persona tiene sus reglas para la vida. De la misma manera, es necesario que toda pareja pacte y acuerde sus reglas y que estas sean cumplidas. Entre estos se encuentran: respeto, verdad, fidelidad, lealtad, etc. No cumplir las reglas pactadas con la pareja es ir destruyendo y deteriorando la relación. Esto llevará a que se pierda la confianza, la armonía e incluso el amor, y esto puede ser irreparable.

9. Mantener la atracción

Es muy importante que mantengamos un aspecto limpio, saludable y atractivo. Muchas mujeres y hombres se descuidan al pasar el tiempo. Así que realice actividades que te mantenga agradable y saludable. De la misma manera, haz sentir atractivo/a a tu pareja, dile que está bonita, que se ve joven, que es inteligente, interesante, agradable. Muy aconsejable el uso de perfumes, cremas, aceites de rico aroma. El olfato es el sentido que más atrae.

10. Caricias y palabras cariñosas

Saludénse y despídanse de beso. Abrácense, díganse palabras afectuosas como “amor”, “cielo”, “mi vida” o el apodo afectuoso que se tengan, dense caricias suaves en el interior del antebrazo, espalda. Masajéense los tobillos, pies, piernas, espalda luego de un largo día de trabajo. Tocarse y hacerse caricias suaves activan partes emocionales y afectivas en el cerebro, así las palabras dulces también nutrirán la relación.

Explora mi libro: EVOLUCIÓN AFECTIVA 

Quieres conocer más acerca de mis programas individuales? COACHING AFECTIVO

 

Ingrid Gómez

Psicóloga espiritual y bioenergética

Especialista en relaciones

Autora libro: Evolución Afectiva

Creadora de los programas terapéuticos ProsperLove