fbpx

5 pasos para salir del despecho

Escrito porIngrid Gómez

El 17 enero, 2019
"

Lee más

Estar enamorado es un estado que llena de energía y alegría, la persona se siente a gusto, con deseos de vivir, sonreír. Pero por el contrario, perder a quien se ama genera estados totalmente opuestos donde la persona se siente constantemente mal, no siente placer por nada, no tiene ganas de nada, la energía física, mental, y emocional se reduce.  

Aprende 5 pazos para salir del difícil momento de perder a alguien a quien amas y volver a tomar las riendas de tu vida!

1. ¡Acepta que se terminó!

Si tu todavía crees que esa persona va a volver, de un momento a otro se va a arrepentir, cambiar de opinión y le darás una oportunidad; O que como esa persona no hay nadie y te vas a quedar sin otra pareja, podrías quedarte estancado/a y te podrás quedar ahí días, meses, incluso años. Toma la decisión de seguir y acepta de una vez por todas que esa relación se terminó, aunque duela, pasa la página, sige adelante. Alimentar la esperanza que tu ex va a volver te desgasta.

2. Di adiós definitivamente.

¿Ya te despiste cómo debías? ¿la terminación quedó en discusión?, ¿las cosas se disolvieron y cada uno tomó por su lado?, o ¿es él o ella de las personas que no quiere nada contigo pero te busca ocasionalmente ocasionalmente? Sea como sea, toma la decisión de sacarlo/a de tu vida, y dile “adiós”. Para ello, dependiendo el caso, escribe un correo, no muy largo, aproximadamente media hoja, que diga algo como “fue maravilloso haberte conocido, lamento lo que no salió bien, acepto lo que pasó, gracias por todo, te deseo lo mejor. Adiós”. Lo importante es el significado de las palabras. Usa este escrito como símbolo de cierre definitivo. Si consideras que no es conveniente enviarle un mensaje a esa persona, igual escribe la carta y luego quémela, sin ser enviada. De esta manera el contrato contigo mismo se ha terminado. Te puede ayudar la meditación para el duelo afectivo que puedes ver en este LINK.

3. Quita los estímulos que lo/a recuerden.

¿Terminaste tu relación con esa persona y sigues espiando su página de Facebook, o miras si entra y se conecta al chat? No pierdas mas tu tiempo ni energía. Cada vez que prestas atención a lo que esa persona hace, das un pazo atrás. Tienes que sacarle de tus redes sociales y de tus campos perceptivos. También evita frecuentar los lugares a los que iban juntos o donde esa persona y sus amigos o familiares suelen ir, o al menos no vayas a la hora que ellos van. Quita las fotos de tu habitación y otros recuerdos. Si los quieres conservar guárdalos pero quítalos de su vista. Ver a diario estímulos que te recuerden a esa persona, es como echarle sal a tu herida. Así que cuídala, protéjela para que sane más fácil.

4. Busca la sanación y equilibrio emocional.

Si estás triste, pues está triste; si estás con rabia, pues ten rabia. Si tienes miedo, pues tenga miedo… pero sigue viviendo tu vida. Es claro que estás en un momento doloroso, pero entiende que es una situación y momento que pasará. Esa persona era alguien que te acompañó por un tiempo pero no es tu vida, así que asume tu dolor como una herida que debe sanar lo cual toma un tiempo. Entonces date el permiso de estar triste, pero entienda que este malestar con el tiempo y su aceptación, se mejorará. Aceptar es entender que las cosas terminaron pero la vida sigue, que finalmente no es culpa de nadie. A muchas personas lo que más les duele es el ego; bueno, pues sé humilde y acepta que perdiste y las cosas terminaron. No te des tan duro y sé compasivo contigo mismo. Si crees que te equivocaste, pues aprende de tu error y sea como sea, saca el mejor aprendizaje de toda esta experiencia. Y si necesitas ayuda no dudes en pedirla, acuda con un especialista, en muchos casos es necesario el acompañamiento terapéutico.

5. Un presente maravilloso.

Ya lo que fue pasó, lo que viene llegará, lo único claro que tienes ahora es tu presente, así que hazlo maravilloso! Consiéntete mucho! Haz lo que te gusta, busca amigos y familiares que te aporten algo valioso. Come lo que te gusta, escuche buena música, sonría aunque estés en duelo. Piense en ti mismo y sigue adelante. Es hora de dirigir toda la energía en ti mismo, así que invierte es ti física, mental y emocionalmente. Haz un cambio de look, cambia tu ropero, depura y compra prendas que te hagan sentir muy bien. Es hora de entrar a ese curso que siempre quisiste estudiar o aplicar a esa especialización. Aprender ese idioma o a practicar ese baile que siempre quisiste hacer. Lee sobre temas que te permitan tu crecimiento interior. Es momento para hobbies, deportes, aficiones. Busca tu pasión y realízala. Observa como está tu vida laboral. Estás feliz? Mentalizate y busca ser feliz laboralmente. Permite la entrada de nuevas actividades y personas a tu vida, mira hacía adelante y date cuenta que hay otros caminos y sigue, aunque haya tristeza, sea feliz!

 

Tú tienes las riendas de tu vida y aunque los duelos son procesos muy dolorosos y alteran el sistema física mental y emocional, busca el bienestar y herramientas para estar bien a toda costa. Asume tu proceso con fuerza y determinación, sigue adelante. Todo esto trae consigo un dolor inevitable. Siéntelo pero no lo vuelvas en un terrible sufrimiento. Pasa la hoja y piense en ti, aprende, suelta y sigue. Después de todo final viene un comienzo, así que adelante, comienza una nueva etapa de tu vida!

Explora mi libro: EVOLUCIÓN AFECTIVA 

Quieres conocer más acerca de mis programas individuales? COACHING AFECTIVO

 

Ingrid Gómez

Psicóloga espiritual y bioenergética

Especialista en relaciones

Autora libro: Evolución Afectiva

Creadora de los programas terapéuticos ProsperLove

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a mi newsletter!

Recibe consejos, noticias y promociones directamente en tu casilla de correo.

Gracias por suscribirte. Prepárate para recibir cosas maravillosas!