fbpx

¿Cuándo se sabe que vale la pena seguir con una relación?, ¿Cuándo definitivamente tomar la decisión de decir adiós? Si estás dudando de tu relación, puedes hacer un balance de ella a partir de los siguientes aspectos y determinar si vale la pena seguir, o por el contrario, pensar en culminar ese ciclo.

Si estás dudando de tu relación, hazte las siguientes preguntas para SABER “SI DECIR ADIOS”:

  • ¿Tu pareja o tú tiene continua infidelidad o tienen una relación paralela con otra persona? ¿Tu pareja tiene malos hábitos y adicciones: alcoholismo, drogas, sexo, juego?
  • ¿Existe maltrato físico o verbal hacía ti y/o tus hijos?
  • ¿Existen mentiras constantes por tu pareja?
  • ¿Tu pareja suele pensar solo en sí mismo sin dar importancia a tus necesidades y no dar la importancia necesaria (tiempo, caricias, actos, conversaciones) para ti y tus hijos?
  • ¿Ustedes no van por el mismo camino, mientras que tu tiene unos proyectos futuros en la relación él/ella tiene otros?
  • ¿El/ella genera manipulación a fin de que hagas solo lo que la otra persona quiere?
  • ¿Tu pareja no te acepta como eres y quiere cambiar tu esencia, te hace continúa críticas destructivas?
  • ¿Tu pareja quiere mostrar que es más fuerte que ti, busca formas de hacerte sentir inferior como que no eres agradable, atractiva, inteligente, importante?
  • ¿No hay atracción, ni deseo, ni relaciones sexuales en más de 6 meses, o tienen relaciones cada 6 – 8 meses o cada año?
  • ¿Su pareja le da más importancia a la opinión de otras personas y permite que intervengan en la relación (madre, hermanos, amigos) que sus opiniones y/o necesidades?
  • ¿Son más los momentos infelices, de angustia y sufrimiento que los poquitos felices y tranquilos?
  • ¿Ustedes no pueden estar juntos por mucho tiempo sin discutir por la más mínima razón, la intolerancia cada día es mayor y las reacciones más ofensivas e incluso han llegado al maltrato físico?
  • ¿No se nota mucho amor de parte de su pareja, o de ti, sienten que están juntos más por compromiso que por amor?
  • ¿Te encuentras en continuo sufrimiento, depresión, ansiedad, intranquilidad a causa de las actitudes de tu pareja?
  • ¿Sientes que estás con un buen compañero/a, socio, pero no hay vida en pareja?
  • ¿Sientes una profunda rabia hacía tu pareja, ya no controlas tus palabras, tus acciones ni expresiones, sueles estallar de forma incontrolada?
  • ¿Tus hijos observan y son testigos de tus continuas discusiones, peleas y conflictos?
  • ¿Tus hijos comienzan a bajar su rendimiento académico, en los colegios comienzan a enviar notas o llamar ya que notan como el niño/a se está viendo afectado con la situación
  • ¿Tu pareja le da significativamente mas importancia a aspectos exteriores como el trabajo, sus hobbies, su vida social, que a ti y/o a tus hijos?
  • ¿Tu pareja no quiere tomar conciencia de hacer cambios reales para mejorar aspectos anteriormente mencionados y comprometerse con la relación?
  • ¿Tus amigos, familiares te dicen continuamente que no te ven bien, que tomes decisiones, que esa relación te está haciendo daño?
  • ¿La economía del hogar se está viendo afectada?
  • ¿Le ha dejado de amar?, ¿No van por el mismo camino, o quieren lo mismo de la relación. Ejemplo tú quiere hijos, el/ella definitivamente no?
  • ¿Tiene relaciones sexuales por compromiso mas no ya por deseo?
  • ¿Ya comienza a gustarte otras personas por fuera de la relación?

Ahora por otro lado para saber “SI VALE LA PENA INTENTARLO” pregúntate:

  • ¿Tu pareja te trata bien, hay respeto?
  • ¿Lo/la aceptas, amas como es?
  • ¿Te da importancia, amor y respeto que tus hijos merecen?
  • ¿Quieres de verdad mejorar la relación, buscando alternativas y formas necesarias para ser una mejor persona y pareja?
  • ¿Escuchas y reflexionas sobre lo que debe mejorar y se te nota que en realidad toma medidas, formas, caminos para mejorar como ser humano y pareja?
  • ¿Existe gusto y atracción?
  • ¿La pasan bien, son compatibles, se ríen, se divierten juntos?
  • ¿Hacen un buen equipo?
  • ¿Tienen los mismos intereses con respecto a la relación, es decir, ambos quieren construir el mismo futuro juntos?
  • ¿Hay comunicación, tu pareja se interesa por escucharte y comprenderte?
  • ¿Hay atracción y el sexo es satisfactorio?

Análisis:

Si se cumplen más de 5 aspectos de los cuales “ vale la pena intentarlo”, y menos de 5 aspectos de “si decir adiós”, seguramente tu relación está en una crisis, pero si se trabaja la relación, hay esperanza de que se mejore y se recupere.

Si se cumplen más de 6 aspectos de los cuales “ vale la pena intentarlo”, y más de 6 aspectos de “si decir adiós”, es posible que te encuentres en una situación ambivalente, en que sabe que tu relación es de conflicto y dolor, pero a la vez, estás con una persona buena y no quieres perderlo/a, o crees que no tienes los suficientes argumentos para terminar. En estos casos, una asesoría externa que te ayude a aclarar y tomar decisiones sabias.

Si se cumplen más de 6 aspectos de “vale la pena intentarlo” y más de 15 aspectos de “si decir adiós”, piensa las cosas, es posible que te estés conformando y tolerando mucho por la esperanza de que esa persona tal vez cambie. Se realista; los cambios surgen de la evolución conciente e interior, no solo de las palabras y promesas que al final no se cumplen.

Si se cumplen menos de 6 aspectos de “vale la pena intentarlo” y más de 15 aspectos de “si decir adiós”, la conclusión es obvia, entonces fortalécete para tomar la decisión y llevarla a cabo.

Consejos generales:

Si consideras que vale la pena intentar mejorar la relación, habla con tu pareja, hazlo con una actitud positiva, conciliadora en la que le manifiestas lo que sientes en la relación y que consideras que hay que hacer algo para mejorarla. No hables desde la victimización ni la tiranía. Busquen ayuda externa, terapia de pareja, consejería espiritual, asesoría afectiva, en fin, hay muchos servicios que hoy en día ayudan a las parejas en sus procesos.

Sí consideras que esta relación no tiene sentido y aunque te duela y sea difícil, es mejor decir adiós; primero fortalécete a ti mismo/a, recupera tu centro, tu fuerza interior y tu autoestima, así que ayúdate con un terapeuta o coach para que te ayude a sanar y a recuperarte. Ve pensando y planeando cómo será la vida sin esa persona, si viven juntos como te organizarás financieramente, así como cuáles son tus derechos legales. Habla con asesores legales y financieros, esto te harán sentir más tranquilo/a y te darán herramientas para poder llevar a cabo tu decisión. Cuando te sientes más fuerte y con mayor capacidad de hacerlo, habla con tu pareja y culmina con tu relación, haz tu duelo, recupérate y sigue adelante con tu vida. No es tan terrible como tú lo crees.

Ten presente esta frase: “es posible que él/ella sea importante para ti, pero no es indispensable”.

Ingrid Gómez

Prosper Love 

Programas Afectivos

Evolución Afectiva por Ingrid Gómez

Suscríbete a mi newsletter!

Recibe consejos, noticias y promociones directamente en tu casilla de correo.

Gracias por suscribirte. Prepárate para recibir cosas maravillosas!